viernes, 18 de diciembre de 2009

Dos películas para reseñar


Desde hace rato quiero reseñar la más reciente película de Lars Von Trier. Sí, la misma que causó revuelo en el festival de Cannes. Debo decir que no sin justificación. Es una experiencia estrujante que va directo a las entrañas de quien la ve. Se necesita tener un estómago fuerte para Anticristo. Sin duda, el filme más estremecedor que he visto en este 2009. Más de una escena memorable. Sobre todo, la del prólogo.
La otra película a reseñar sería Los abrazos rotos de Almodóvar. Acabo de verla en el Cinéma Parallèle -la única sala de cine que queda del complejo Ex-Centris- y me parece que como sucede por lo regular en las películas donde el español presenta a protagonistas masculinos, ésta ha sido un tanto menospreciada. Porque, creo, el protagonista es el personaje de Lluís Homar y no el de Penélope Cruz. Sin duda, este filme es producto -como en el caso de Tarantino- del amor al cine y de su proceso de factura. No deja, a pesar de las críticas en contra, de ser interesante y más que entendible dentro de la obra del director.
Pero el tiempo se me acaba. Se termina el 2009. Y también ya va siendo hora de partir de vuelta a casa.