martes, 6 de julio de 2010

En el más profundo abismo para el cinéfilo


Pues sí. Ya estoy en Torreón, Coahuila desde hace una semana. Por tercera vez, gracias a los de la aerolínea gringa Continental, fue un viaje de los mil demonios con retraso de 24 horas en Houston. Pero en fin. Estoy en Torreón, en la más profunda caverna en la que un cinéfilo puede caer. Ya lo sabía. Desde hace tiempo vengo revisando la cartelera local para saber a qué atenerme. Es terrible. Una situación que no puede ser soportada. Para muestra un botonazo: en febrero pasado hice un comentario pequeño sobre Enseñanza de vida (2009) y ahí mencioné que la citada película llevaba muchas semanas en la cartelera de Montreal y que acababa de estrenarse en la del DF. A continuación el enlace:
http://otrosmalnoleen.blogspot.com/2010/02/por-donde-va-la-eduacion.html
Es julio y apenas llegó la cinta a Torreón. Ya hasta en DVD está. Para colmo, la exhiben en una sola función y en este concepto de tercer mundo de las salas VIP -sólo en un país clasista se les ocurre algo como las salas VIP. Enseñanza de vida es quizás lo único que vale la entrada al cine. El viernes, de seguro, la quitan para estrenar la nueva bazofia de Tommy Cruise quien, por cierto, ya se encuentra en territorio nacional para promoverla. Así estará si tiene que venir a hacer acto de presencia. ¿A quién le podemos atribuir estos retrasos de meses incluso de años? ¿A las salas exhibidoras locales? ¿A los cinéfilos torreonenses que se tragan la mierda que les pongan enfrente? Quién sabe.