domingo, 3 de febrero de 2013

¿Quién plagió a quién? (XVIII)

La pregunta es digna del mismísimo Sherlock Holmes. Dos series británicas ubicadas en la primera mitad del siglo XX y las dos preocupadas tanto por la diferencia de clases como por la relación entre los patrones y sus sirvientes: ¿Quién plagió a quién? ¿Upstairs Downstairs (UD, de 1971 a 1975) a Downton Abbey (DA, de 2010 hasta la fecha)? ¿O fue al revés? Analicemos doce de entre las muchas pruebas (Spoilers ahead!, como suele decirse en la lengua de Shakespeare):


1) James y Patrick (DA), los herederos del clan Crawley, mueren en el hundimiento del Titanic en abril de 1912 al igual que lady Marjorie Bellamy (UD), la madre de la aristocrática familia londinense que reside en el 165 de Eaton Place. ¿Se habrán conocido en alguna cena de la primera clase?

2) El hijo de los Bellamy, James, (UD) es herido de gravedad en la Gran Guerra de forma muy similar al nuevo heredero de los Crawley, Matthew (DA). Los dos se recuperan de sus heridas. Pero —uno por suicidio y otro por un accidente de automóvil— ni James ni Matthew viven para ser viejos.

3) También durante la Gran Guerra tanto lady Sybil Crawley (DA) como Georgina Worsley (UD) se convierten en enfermeras. Ninguna de las dos aplicará sus conocimientos más adelante en sus respectivas series. Quizás Sybil durante la epidemia de la influenza española.

4) Hablando de. Lavinia Swire (DA), la prometida de Matthew Crawley, muere durante la epidemia de la influenza española. Lo mismo le ocurre a Hazel Bellamy (UD), la esposa clase-mediera de James.

5) El lacayo de los Bellamy, Edward (UD), regresa perturbado y con problemas mentales de la Gran Guerra. Igual le ocurre al nuevo ayuda de cámara de lord Grantham, el señor Lang (DA).

6) Lord Grantham (DA) pierde la fortuna de su esposa Cora al hacer una mala inversión al inicio de la década de los 20. Algo similar le ocurre a James Bellamy (UD) con el crack de la bolsa al final de la misma década. James pierde su fortuna y, para colmo, la de su sirvienta Rose. A Robert su esposa lo perdona en dos segundos. James se suicida y con eso se acaba la serie.

7) Siendo una prima lejana, la adolescente y huérfana Georgina Worsley (UD) termina bajo el cuidado de la familia Bellamy. Lo mismo le ocurre a lady Rose MacClare (DA), la hija de lord y lady Flintshire, cuando sus padres se van a la India y se decide que viva con los Crawley.

8) Tanto la reputación de lady Mary Crawley (DA) como la de Elizabeth Bellamy (UD) peligran con sendos escándalos, aunque los dos de diferente naturaleza. Un diplomático turco muere en la habitación de la primera después de hacerle el amor. Un matrimonio platónico y sin sexo obliga a la segunda a buscarse un donador de esperma y lo encuentra en el editor de su conscientemente cornudo esposo.

9) La relación impoluta entre Richard Bellamy (UD) y una sirvienta que acaba de tener un bebé levanta comentarios insidiosos entre la sociedad londinense. Ningún comentario levantó el fugaz enamoramiento que Robert Crawley (DA) siente hacia la sirvienta de nombre Jane, una viuda de la Gran Guerra. Viuda y con un hijo, claro.

10) Otro escándalo que se oculta: Alfred (UD), el lacayo de los Bellamy, profesa el amor que no se atreve a decir su nombre y se escapa a mitad de la noche con un huésped extranjero de la familia, supuesto pretendiente de Elizabeth. Buen compañero habría resultado para él Thomas (DA), el lacayo de los Crawley, quien sostiene un romance de corta duración con un supuesto pretendiente de lady Mary.

11) La señora Patmore (DA) se enfrenta con muchas dudas al cortejo de un oportunista bonachón y de ojo alegre. Algo similar le ocurrió a la cocinera de los Bellamy, la señora Bridges (UD). Aunque la segunda se tomó el engaño con menos filosofía.

12) Por último, el mayordomo de los Crawley se apellida Carson (DA). El de los Bellamy se apellidaba Hudson (UD). Los dos son igual de estirados y tradicionales.