miércoles, 17 de noviembre de 2010

Amalric: ¿Otro actor más detrás de la cámara?


Me tomo un tiempito de las revisiones de exámenes parciales -que esta semana se juntaron como tormenta perfecta en los dos lugares donde trabajo- para despejarme escribiendo algo sobre lo último que he visto en cine:

Por experiencia tiendo a desconfiar de los actores que saltan sin vergüenza alguna a la silla del director, que no le tienen mucho respeto al oficio, que se sienten tocados por los dioses tanto así como para atreverse a estar detrás de la cámara y dirigir. Uno de los ejemplos a mi juicio más deleznables por la sobrevaloración que Hollywood se ha encargado de otorgarle es el del ya decrépito Clint Eastwood. Lo siento mucho, admiradores de dicha momia. Desde que vi Río Místico (2003) -que para mí, como cinéfilo, fue punto menos que una patada en los testículos provocadora del más intenso vómito- decidí vetar al señor Eastwood y nunca más en mi vida pagar por ver una cinta de este individuo. Y lo he cumplido sin ningún problema de conciencia. Ni hablemos de su colega Mel Gibson. Ahora que se ve envuelto en escándalos matrimoniales, ¿los aficionados del séptimo arte se acordarán de las porquerías que hizo? Uno debió quedarse en las de vaqueros y el otro en las de policías desquiciados.
Otro ejemplo más reciente y en nuestro país es el de Abel de Diego Luna, una película que aunque no es pésima (como podría esperarse), tampoco es para andarla presumiendo en el extranjero. Eso a pesar de los premios que haya ganado en festivales. Luna tendrá de seguro muy buenas relaciones públicas. Y más allá de eso (relaciones públicas) opino que no hay mucho más en Abel. En fin.
Tal vez por tratarse de un actor convertido en director el público y la crítica sean más condescendientes y a pesar de que la obra pudiera ser mediocre, tirándole a malona, decidan encumbrar al osado histrión.
A mí me sorprendió por ejemplo que en mayo pasado el actor francés Mathieu Amalric ganara el premio a mejor director en el Festival de Cannes con una cinta llamada Tournée (2010). Fue una sorpresa doble porque ni enterado estaba de que Amalric fuera también cineasta. (Si revisamos su filmografía nos daremos cuenta de que está compuesta sobre todo de cortometrajes.) Amalric no es sólo el director del filme en cuestión sino también su protagonista. En él interpreta a Joachim Zand, un ex productor de la televisión francesa que acaba de regresar de los Estados Unidos. No viene solo. Al contrario. Viene acompañado de un séquito de bailarinas de "Nuevo Burlesque" con las que planea realizar una gira -de ahí el título de la cinta- en algunas ciudades de Francia. A lo largo de la trama, además de algunos números de las bailarinas, veremos a Joachim luchar no sólo contra las voluntades de sus mujeres sino además lidiar con su pasado que incluye a dos hijos pre-adolescentes y, por lo que se ve, un matrimonio fallido. Las mujeres de Joachim, dedicadas a desnudarse a la antigüita sobre un escenario, no serán tampoco el prototipo de la belleza americana: algunas de ellas con sobrepeso, otras tatuadas, ninguna -a juzgar por su anatomía- convencida de los implantes de senos. En la frescura de estas actrices no profesionales -muchas de ellas también bailarinas en el plano de la realidad- radica el gran mérito de Tournée. Destaca Mimi Le Meaux (Miranda Colclasure), la sirena entre cuyas abundantes carnes se perderá la cordura de Joachim. Sin embargo, la película -desde el punto de vista narrativo- contiene grandes lagunas, como si en algún momento Amalric hubiese perdido el rumbo ante tanta fascinación por su corte de odaliscas. El espectáculo de este hombre flaco y chaparrito rodeado de potables féminas será sorprendente durante algunos minutos -como lo fue cuando recibiera el premio en Cannes- pero tal vez no sea suficiente para la duración natural de un largometraje. Ya el futuro nos dirá si valió la pena recibir ese premio a mejor director porque, incluso con sus defectos, Tournée es preferible a lo que otros actores han hecho cuando se atrevieron a sentarse en la silla del realizador.

El avance: http://www.youtube.com/watch?v=NvoE-R8u3Dk