viernes, 17 de septiembre de 2010

Increíble homenaje a Cervantes


Ah. Qué tiempos aquéllos. Corría el año 1982. Nos encontrábamos bajo el mando del estimado presidente José López Portillo en plena bonanza. Y sus igualmente ilustres secuaces del ramo televisivo urdieron la más deleitable trampa para los chiquilines de la época, entre los que me encontraba yo por entonces de apenas siete años cumplidos. Como citaban a los jesuitas los creadores de la serie Up, "dénme al niño a los siete años y les daré al hombre". Fue sin duda una poderosa mente a la que se le ocurrió trasladar las emociones y el dramatismo del festival OTI al objetivo del público infantil. Y así surgió el festival "Juguemos a cantar", encabezado por el bien recordado don Raúl Velasco. Cómo no sucumbir ante el fino gozo. Lucerito cantaba sonriente el tema principal. La ahora máxima estrella de la canción, Lorenzo Antonio, ganó el concurso ante protestas de reverendos nacos que consideraban al chantajista Juanito Farías y a su "Caballo de palo" como el campeón sin corona. Y cómo no si misteriosamente se le fue la pista a mitad de la canción y el humilde y morenito niño, sacando fuerzas de flaqueza, continuó la interpretación a capella demostrándole a todos que sí cantaba. Pero de eso a concederle el primer lugar ante la galanura criolla de Lorenzo Antonio. ¡Por favor! Y quién podría olvidar el mensaje ecologista de la pequeña Sandra López con su "Como gaviota". O a las Vicuñitas que le cantaban al entonces geniecillo de la música popular, Sergio Andrade, "agüita de coco, que está muy buena, agüita de coco y nada más". Tanto talento desplegó aquel encomiable antecendente de la hoy blandengue y gastadísima "Academia" que al mercado salió el LP para que todos los peques pudiéramos corear en nuestras casas las canciones que ya nuestra madre y maestra (la tele) nos había adelantado en transmisión nacional. Y dentro de aquel hermoso repertorio sale un increíble homenaje a la obra cumbre de Miguel de Cervantes Saavedra y lo hace en voz de Lolita Cortés. "Don Quijote y Sancho Panza" no ganó; pero le anunció a todo México que esta niña tenía un talento inusual para su corta edad, tanto como para después convertirse en jueza y luego en directora de "La Academia". Y es que, aunque haya participado en quién sabe cuántas obras musicales, nuestra madre y maestra (la tele) nos obligará a recordarla sólo como eso, como "académica". Para que no se olvide que alguna vez doña Lola Cortés les rindió homenaje a los dos emblemáticos personajes, va aquí el enlace a "Don Quijote y Sancho Panza". Claro, pulse bajo su propio riesgo. Incluye aparición de la ardillita Barcel al final:
http://www.youtube.com/watch?v=UHI9_tj2W4Y