domingo, 6 de junio de 2010

U2 3D


A finales del mes pasado se anunció que el vocalista del grupo U2 se había lastimado la espalda y, por esto, se posponían las fechas de sus conciertos en Norteamérica hasta el 2011. La música de U2 formó parte de mi banda sonora vital en los años noventa sobre todo. Desde el comienzo de este siglo hasta la fecha he dejado de interesarme por la banda y ya sólo compro sus discos por inercia. Ni siquiera me dan ganas de ir a uno de sus conciertos. Hace dos años, sin embargo, vi con mis padres U2 3D (2007) en el IMAX del Viejo Puerto de Montreal. De ahí surgió una reseña que reproduzco a continuación en honor a la espalda de Bono -quien en cada concierto nos confirma que lo suyo no es contar números en español. El texto se publicó en la revista Players of Life:

Un poco más de tres décadas han transcurrido desde que cuatro jovencitos de Dublín se reunieron para formar una banda de rock-pop. Se llamaban Paul, David, Larry y Adam. A la fecha, el vocalista de dicha banda se ha convertido no sólo en personalidad de la música contemporánea sino también en líder de opinión mundial —hecho con el cual no hay que dejarse seducir del todo. El principal motivo de aquel encuentro sigue siendo, al parecer, la música. Por eso, para aquellos que no han tenido la oportunidad de presenciar un concierto del grupo irlandés U2, llega a las salas IMAX esta compilación de actuaciones en diferentes países como Australia, Argentina, Brasil, Chile e incluso México. La única diferencia con aquel documental sobre su gira del 87 titulado Rattle and Hum (1988) es que a través de la tecnología 3D se le otorga al espectador la ilusión de estar en primera fila.
Entre sus canciones más sonadas e incluidas en el presente largometraje, U2 3D (2007), destacan "New Year's Day", "Beautiful Day", "Sunday Bloody Sunday", "Bullet the Blue Sky", "Pride", "Where the Streets Have No Name", "One", "With or Without You", entre otras. Los fanáticos más enceguecidos y conocedores extrañarán otras melodías menos comerciales. A pesar de esto, se realiza así un rápido recorrido por la extensa discografía del grupo que en últimos años, en mi opinión, ha visto apagar su estrella de creatividad no así la de sus ventas. A pensar de que algunos de los discos más recientes semejen ser más de lo mismo —esto último, aclaro, viniendo de un seguidor que añora materiales como The Joshua Tree o Achtung Baby— no cabe duda de que la banda sabe ofrecer a su público un excelente espectáculo para el cual es necesaria la grandilocuencia de la pantalla IMAX así como la tercera dimensión. De esta forma se logra transmitir (o al menos dar la ilusión de hacerlo) la experiencia de un concierto masivo del grupo irlandés a una audiencia renuente a sudar, verse apretujada o aguantar cualquier otra molestia acarreada por las multitudes.
Exceptuando uno que otro discurso pacifista del líder de la banda en su incesante misión por salvar al mundo, la película es ideal para cualquier admirador de la banda no así quizás para el neófito a la música de la agrupación que se quedará con el signo de interrogación en la frente la mayor parte del tiempo. Sobre todo, si éste no es su primer acercamiento a la realidad virtual de la tercera dimensión. Inútil sería esperar en esta ocasión a que U2 3D salga en DVD para verla en la comodidad de la casa. El uso de la tecnología nos obliga a buscarla en la sala de cine y en ninguna otra parte.

U2 3D (2007) Dirigida por Catherine Owes y Mark Pellington. Producida por John Modell. Protagonizada por Bono, Adam Clayton, Larry Mullen Jr. y The Edge.

El avance: http://www.youtube.com/watch?v=hhHjqmjeZww