domingo, 9 de mayo de 2010

Aguanieve en mayo


Para que de allá no me presuman de granizadas, otra vez cayó aguanieve. Esta vez en mayo. Sin embargo, no es lo más avanzado en la primavera en que he visto nevar. Hace diez años, en Calgary, era diez de mayo -lo recuerdo porque hablaba por teléfono con mi madre por obvias razones- cuando cayó una nevada que a diferencia de la de hoy acumuló algunos centímetros de nieve. Ya sabía que este invierno pasado, tan benigno, sería cobrado de alguna manera; lo cual, debo confesar, no me importa mucho porque prefiero esto al calor húmedo de, por ejemplo, hace una semana.