domingo, 21 de febrero de 2010

Viene la nieve


Habíamos tenido suerte. Todas las tormentas invernales parecían darse al sur de la frontera. Y en Montreal nada. Pero ya ayer los montrealenses volvieron a acordarse de que estaban en invierno. La nieve volvió a cubrir banquetas que durante semanas se nos presentaron limpias. Y pronostican mucha más a partir del miércoles. Después de todo, Montreal es sinónimo de esa cosa blanca. Así padezcamos estos años de calentamiento global, ahí viene la nieve.