domingo, 28 de febrero de 2010

Invierno caluroso

Llevo ya hasta la fecha casi ocho inviernos canadienses (98-99, 99-00, 04-05, 05-06, 06-07, 07-08, 08-09 y 09-10) y puedo decir que ninguno de ellos había sido tan caluroso como éste. Claro, caluroso para estándares del invierno en Canadá. Las tormentas fuertes se dieron en diciembre. Solamente dos. Me libré de la segunda por estar en México de vacaciones. El resto no nos han tocado en Montreal, se han mantenido al sur de la frontera. Si acaso ha habido una helada fuerte. Fuera de eso, las temperaturas han oscilado entre cinco bajo cero y dos. La nieve que cayó durante esta semana se derretía tan pronto como tocaba el pavimento. Quién sabe qué estará pasando. Quizás sea el famoso calentamiento global. Quizás lo peor está por venir. Nunca hay que subestimar un invierno canadiense. Ni dejarse engañar por un febrero caluroso. Esto, después de todo, no se termina hasta mediados de abril.