miércoles, 16 de diciembre de 2009

Pa-pa-ra-pa... ¡Bolas!


Pa-pa-ra-pa-pa-pa-pa-pa-pa-pa... La tonadita la escuché por primera vez cuando llegué a esta ciudad en septiembre del 2002. Mientras me preparaba para salir al curso de francés en el Centro de Educación Continua de la U McGill, la televisión que la señora Denise tenía en la habitación que me rentaba despedía esa canción entre desesperante e ingenua. Es la tonadita con la que uno se despierta de lunes a viernes si prende la tele en Montreal y sintoniza el canal 10 local, el de la cadena francófona TVA. Entre 5:30 y 9:00 de la mañana se emite la revista matutina titulada Salut, Bonjour! y como toda revista matutina los conductores siempre están muy animados, muestran su mejor semblante y la dentadura Colgate les brilla a todo lo que da. Maravilloso mundo de la tele donde todo es perfecto. Así esté nevando o haciendo un frío de la chingada (como el de hoy) la chava del clima -casi siempre en la calle dando sus reportes- está con una sonrisa de oreja a oreja, como reza el lugar común. Todos los días son hermosos. C'est beau, tellement beau. Los mexicanos conocemos bien esta rutina. Cuántos programas de revista no nos hemos chutado por la mañana y ahí siempre los conductores gritan perfectamente maquillados: ¡Ánimo! ¡Levántense! ¡El día está precioso! ¡Viva la mañana cuando sale el sol! ¡Señora bonita, déle de desayunar al chamaco! Pues esta mañana los conductores de Salut, Bonjour! mantuvieron la bonhomía en el peor de los momentos. Resulta que la de ocho columnas en todas partes este heladísimo 16 de diciembre es que el helicóptero de TVA tuvo que hacer un aterrizaje de emergencia cerca de la autopista Bonaventure. El aparato se estrelló, sí; pero gracias a la pericia del piloto éste y el reportero del tráfico salvaron la vida. Todo el mitote mientras se transmitía el programa. Un colega de los conductores se había convertido en la noticia. Y ellos, gente de televisión al fin y al cabo, tuvieron que mantener el buen humor. Eso o simplemente les valió, lo que no creo. Muy falsa se vio la chava del clima el día de hoy al despedir el programa. No sólo porque tuvo que mantener la sonrisota a pesar del accidente de su colega sino también porque por el ánimo que demostraba parecía que hubiéramos estado a 15 grados y no a los 11 bajo cero con factor viento de 18 bajo cero. Cuánta perfidia.

Una parodia poco despreciable de la revista matutina mexicana la hicieron Horacio Villalobos y su equipo de actores en el programa de sketches Desde gayola cuando trabajaban en el canal de cable Telehit. He aquí el enlace: http://www.youtube.com/watch?v=tk5Cyxp80ek