miércoles, 16 de diciembre de 2009

Caso Polanski


Hablando de pederastia, ángeles alados de la justicia y puritanismo, sigue la mata dando en el caso Polanski y sigue dando treinta años después de que pudo haber concluido. Hace ya rato salió la nota de que al director Roman Polanski lo habían aprenhendido en Suiza durante un festival de cine a causa del añejo problema legal que tiene en los Estados Unidos por haber abusado sexualmente de Samantha Geimer, en aquel entonces de 13 años. Opinadores y conductorcetes de televisión que de seguro ni sabían quién demonios era Roman Polanski se enteraron de su existencia y alabaron la aprehensión al son de "nadie está por encima de la justicia" o incluso del tan socorrido "viejo cochino, qué bueno". Las autoridades francesas -país donde Polanski ha vivido desde que huyó de los gringos- lo defendieron y gran parte de su gremio lo apoyó. Incluso aquellos cineastas o actores que nomás se adhirieron a la manifestación de apoyo para hacer bola o simplemente como pose. Todo mundo parece ignorar los detalles de lo que ocurrió. Hay incluso quien está bajo la percepción de que Polanski se declaró inocente lo cual es un error. Para quien quiera saber más sobre el caso y sobre todo por qué razón Polanski huyó de Estados Unidos ahí está el documental de Marina Zenovich Roman Polanski: Wanted and Desired (2008) difundido en salas de cine y en el canal HBO antes de que la bomba mediática volviera a estallar. Incluso ahora sus abogados en el juicio de extradicción lo van a incluir como prueba. Yo, verdaderamente, no sé si Polanski deba ir o no a la cárcel. Sobre todo cuando la persona más afectada -Samantha Geimer- suplica que dejen en paz al director para que así a ella la dejen tranquila de una vez y para siempre. No sé si un artista, por muy prominente que sea, esté por encima de los demás mortales para que se le perdonen delitos. Sobre todo si ha sobrevivido a los campos de concentración y al asesinato brutal de una esposa. No sé. Lo cierto es que Sergio Andrade fue liberado por la justicia mexicana cuando se le acusaba de lo mismo. Andrade que le dio a la humanidad joyas como "Tiempos mejores" o "Suavemente", canciones interpretadas respectivamente por Yuri y por Crystal. Además de gran parte de los temas que hicieron famosa a su co-acusada, la Trevi. Polanski que nos dio películas como Chinatown o El bebé de Rosemary sigue siendo perseguido. Irónico, ¿no?

El avance: http://www.youtube.com/watch?v=hMieQzq1snc